Soledad

Soledad

¿Te sientes solo o sola? ¿Percibes la soledad como un horrible drama porque anhelas un contacto que no tienes? ¿Te pesa, te asusta y, te dejas abrumar por ella, buscando en otros un poco de alivio o compañía? 

Si así es, conoces solo una cara de la soledad, la negativa. Aquí, además de entenderla y aprender a cómo enfrentarla, conocerás también la otra cara. 

Alguna vez, ¿Has estado solo, completamente solo? Improbable. Tal vez, y por breves períodos, físicamente, pero, muy rara vez a nivel psíquico. En realidad, no es normal estar completamente solo, porque los seres humanos somos seres sociales y gregarios. Es por eso que en el imaginario colectivo (y en aquellos que la sufren), la soledad tiene una connotación negativa y es considerada como un problema grave, a veces epidémico. Pero esa no es toda la verdad. 

En este artículo y los demás relacionados a través de enlaces, encontrarás mucho sobre la soledad, incluso cosas que ni te imaginas y que podrás aplicar inmediatamente en tu vida diaria. Es como un pequeño libro con cerca de 23.000 palabras (cerca de 90 páginas) donde encontrarás valiosos tesoros para ti. No está absolutamente completo, pero si tengo la oportunidad, en el futuro lo convertiré en un libro. Por ahora toda mi atención está puesta en temas más sutiles para llevar a muchos a El Camino Virtuoso y hacia la Felicidad Suprema. 

Parte de mi historia con la soledad

Como un monje desde hace casi cuatro décadas, porque he practicado la soledad de la forma más poderosa y positiva, la considero no solo como una práctica para estar solo, sino como una herramienta y práctica ineludible —y entenderás pronto por qué — que cualquier ser humano puede aprender, cultivar y disfrutar. 

Escribirte sobre la soledad a mí me ha hecho reflexionar profundamente sobre mi vida y cómo, gracias a su poder, he podido superar muchos obstáculos o retos, que en ese entonces me parecían inmensos, tal como sobrevivir en países desconocidos, pasar períodos de tiempo solo en lugares lejanos, concentrarme siempre más profundamente en mis prácticas espirituales, y dedicarme a mi misión o a transformar mi vida.

Aquí, como una experiencia directa, te voy a enseñar sus múltiples y fantásticos beneficios en muchos de sus aspectos positivos conocidos, y no muy conocidos, para que, además de ayudarte a entender lo que es la soledad en realidad y a reducir o eliminar la soledad negativa, tóxica o crónica de tu vida, ayudarte a cambiar la percepción —la mayoría de las veces errada— de lo que es realmente y, analizándola en sus aspectos más prominentes y de lo que te han impuesto desde que naciste. 

Mi propósito es que te hagas consciente de que tú también puedas encontrar una soledad plena y satisfactoria y comprender, refinar y aprovechar el poder de tales dones y de la sutil alegría del Ser, utilizándola a tu favor como una herramienta de poder. 

A pesar de supuestamente ser un personaje semi-público que lidera una comunidad espiritual y dicta conferencias o retiros a muchas personas, en lo más profundo de mi ser soy un solitario, un introvertido, un ermitaño y, cuando puedo, me retiro en soledad, sea interna o externa. A esta edad ya necesito muy poco del mundo y lo poco que necesito, lo necesito poco; ya no deseo viajar, conocer lugares nuevos, y no me gusta el ruido del mundo, ni el deber compartir con otros que hablan solo para llenar un silencio que los asusta. Pero, yo soy un amigo íntimo del silencio…

Una nota importante. Por el hecho de ser un monje, no pienses que te voy a pedir que te retires del mundo dejando tu familia. Esa es una práctica extrema y generalmente basada en egoísmo y escapismo, y es lo contrario a lo que encontrarás en estas páginas.

¿Qué encontrarás aquí?

Estoy seguro que este conocimiento te inspirará mucho. Si, además de eso, estás en El Camino espiritual, los dones de la soledad sutil te impulsarán con renovada energía a buscar un espacio solitario para tranquilizar tu mente, conectarte con el Ser, para así, empoderarte siempre más en tu proceso de expansión espiritual y llevarte a la Meta.

Este trabajo no sería completo si no te diera también soluciones prácticas, gratuitas y efectivas para vencer la soledad y lo que puedes hacer tú para reducir o eliminar el sufrimiento de la soledad tóxica, o cómo puedes aprovechar los regalos y dones que la soledad elegida o sutil conllevan.

Antes de continuar, para que entiendas mejor, me gustaría que respondieras algunas preguntas que te ayudarán, no solo a vencer el problema de la soledad, sino a aprovecharla y disfrutarla cuando necesites usarla a tu favor. Sigue este enlace y haz la encuesta. Al responder, puedes ser brutalmente honesto contigo mismo, ya que no deberás mostrarla a nadie. Luego, regresa aquí. 

¿Hiciste la encuesta? Espero que sí. 

Bueno, continuemos.

¿Te has reconocido en algunos de los puntos anteriores y quisieras liberarte de ese malestar, y viajar lejos para encontrar alivio a esa soledad?

Cualquiera que hayan sido tus respuestas, nunca podrás escapar de ti mismo, ya que la mente está y estará siempre presente. Sin embargo, experimentar momentos de soledad es común para cualquier ser humano. Pero, lo que tú estás enfrentando ahora es la soledad crónica o tóxica, la cual es una vivencia superable… si sabes cómo. Aquí lo aprenderás porque, al final de este artículo, encontrarás un método que te ayudará a enfrentar, superar y, aun, utilizar a tu favor la soledad. 

He preferido empezar desde la visión común de la soledad (la negativa), hacia su aspecto lindo y poco conocido. Analizándola desde varios puntos de vista, te he dado una visión amplia de lo que es, y además soluciones poderosas y efectivas que vibren contigo y que, si son aplicadas con sinceridad, no te fallarán. 

Porque ya conoces su parte negativa y porque en Internet encontrarás una enorme variedad de artículos sobre la soledad crónica con estadísticas, investigaciones científicas muy serias sobre los efectos negativos de la soledad vista como un castigo debido a la mala suerte, el destino, o aun de Dios, como piensan algunos… no voy a darle mucho énfasis aquí. Quiero que estos artículos se enfoquen en los principios fundamentales de la soledad, los cuales podrían cambiar muy lentamente o simplemente quedarse en el tiempo, y por ende no voy a poner estadísticas porque estas cambian constantemente. Sin embargo, si estás interesado, te invito a buscar tal información para comprobar y fortalecer los conceptos que encontrarás aquí. 

Otra recomendación sobre la lectura de estos artículos. Aunque cada uno de ellos podrá ser leído como una pieza independiente, sería mejor que leyeras este artículo completo primero, para después pasar a aquellos que te interesen más. Mejor aún, porque todos ellos han sido pensados en conjunto, sería mejor que los leyeras en el orden en el que los he puesto, porque nacieron con una lógica que entenderás más adelante. 

¿Qué es y de dónde vino la soledad?

Para empezar, será importante definir la soledad, saber lo que es en realidad, lo que significa socialmente, y cómo y por qué la sociedad la percibe negativamente. 

De alguna manera, desde la infancia, hemos sido programados y hemos aprendido que la soledad se debe evitar, que los demás son más importante que tú mismo y que su compañía es imprescindible para tener una vida feliz y plena. 

Generalmente una persona sola es vista negativamente, triste, abandonada y aun desesperada por tener compañía. Es entonces natural pensar que la soledad causa depresión y es un factor de riesgo para la salud. El mismo idioma se hace cómplice de esa percepción. Los sinónimos de la palabra soledad son: nostalgia, melancolía, añoranza, tristeza, abandono, desolación, desamparo o aislamiento. Una persona solitaria generalmente se define como: asocial, antisocial, solitaria, retraída, intratable, eremita, asceta, misántropo, taciturna, esquiva, malhumorada, ceñuda, áspera. También aquí se ve una connotación negativa con la excepción del eremita o del asceta, que pueden ser considerados positiva o negativamente.

Pero, en ese caso se está hablando de la soledad crónica, o de la soledad que he llamado no deseada u oscura. ¿Dónde está la otra cara de la soledad?

El drama o la alegría de estar solos

En muchas de las facetas de la personalidad humana, está la faceta interior y la exterior. Ambas importantes, la primera –sintética, sutil y dominada por la intuición— es la necesidad de trascender y de encontrar la felicidad o la Felicidad Suprema. La segunda, —analítica, burda y dominada por instintos e intelecto— pertenece al mundo, a lo terrenal, a lo ordinario y cotidiano. Ambas importantes, deberían estar en equilibrio, de lo contrario habrá pena, desarmonía y sufrimiento. La primera viene alimentada por la soledad, mientras la segunda goza del ruido del mundo. 

Así, como veremos mucho más profundamente, deber estar solo, no significa elegir estar solo. 

El primer solo es negativo, o sea, cuando alguien está triste porque no tiene amigos ni compañía. El otro, positivo, es ‘el estado o situación de estar solo’. Es cuando se saborea la libertad de estar solo en un estado de comunión con uno mismo buscando aislamiento para llegar a la paz interior.

¿Te pasa que prefieres la compañía de los demás más que la tuya? ¿O aprovechas cualquier oportunidad, aun poco atractiva, para no quedarte solo? ¿O, usando el mundo virtual, estar siempre en contacto con alguien que no necesariamente es una buena compañía? ¿O cuando no tienes opciones, te escondes detrás de cualquier película?

¿Por qué actúas así? Puedes siempre responderme que eres una persona extrovertida, que te encanta estar con los demás, que allí encuentras oportunidades de trabajo, porque eso da significado a tu vida… 

¿Y si esas fueran solo excusas? Lo veremos luego.

Beneficios de este método

Aquí encontrarás los beneficios que considero más efectivos y que, una vez conquistados, te empoderarán aún más para explorar lo que te dará libertad y felicidad.

Encontrarás también muchos consejos que puedes usar, no solamente para dejar de sufrir por la soledad, sino para aprender cómo puede volverse una práctica poderosa y positiva para ti, tal como lo es para mí. 

Te hablaré también de su origen, de sus efectos en cuerpo y mente, y de los aspectos extremos de la soledad, pero que chocan con los que considero correctos. 

Toma esta como una pequeña aventura que solo te dará bienestar y mejorará tu vida.

Parcialidad de las investigaciones sobre la soledad

Para terminar, quiero comentar sobre cómo la ciencia estudia la soledad. Hay muchas investigaciones serias y científicas donde miles de personas han sido analizadas y donde han descubierto —entre varias— que la soledad es tan mortal como fumar quince cigarrillos al día, que quien tiene menos relaciones sociales tiene entre 30 y 50% más posibilidad de morir en un particular periodo de tiempo, que las personas casadas sufren menos que las solteras, u otras suposiciones similares. 

Sin embargo, aun respetando todo ese esfuerzo, es de notar que esas investigaciones analizan personas comunes y corrientes, y raramente, estudiando la soledad elegida, se enfocan en artistas, escritores o creativos, en monjes, eremitas o espiritualistas que escogen voluntariamente y con alegría la soledad sutil. 

El Método para enfrentar, superar y aun utilizar la soledad a tu favor

Aquí te muestro el método que te ayudará en tu reto con la soledad (con los enlaces que te llevarán a los otros artículos) y donde aprenderás cómo tú también podrás superar la soledad crónica y disfrutar de la soledad elegida.

Lo he dividido en cuatro puntos, así podrás asimilarlo con más facilidad. 

1. TÚ Y LA SOLEDAD

2. CONOCE Y ENTIENDE LA SOLEDAD

3. INTERIORIZA LA ESENCIA POSITIVA DE LA SOLEDAD

4. ACTÚA

1. TÚ Y LA SOLEDAD

Porque todo tu universo empieza en ti, para poder enfrentar y superar la soledad que te duele, es importante conocerte. Entonces, anteriormente te he pedido hacerte un autoanálisis. Espero que ya hayas completado esa evaluación sobre ti mismo/a.

¿Dónde estás ahora y qué es la soledad para ti? ¿Cuáles son tus creencias, tu condición actual y cómo la soledad te afecta e influencia? ¿Cómo reaccionas a ella? Por si acaso, nuevamente dejo aquí el enlace.

Estoy seguro que esa encuesta te hizo reflexionar y que te centró en ti. Y aquí empieza nuestra aventura en tu mundo de la soledad. ¿Por qué la soledad crea en ti un vacío que te atormenta? Porque andas solo en el universo y así buscas compañeros que puedan acompañarte o cosas qué hacer para llenar ese vacío. Pero, ¿Cuál es el motivo de ese vacío? Además, ¿Por qué evitas la soledad? En este artículo encontrarás algunas respuestas y aprenderás por qué evitas la soledad y cómo tener una actitud ganadora frente a ella.

No te he preguntado tu edad. Si eres un adulto mayor puedes enfrentar y vivir la soledad como una problemática diferente. ¿Qué tal vivirla desde la sabiduría y no desde la vejez? ¿Ser solo un viejo, con todos sus problemas, o un sabio que, tal como el vino, se vuelve la mejor versión de sí mismo? Aquí si te interesa, encontrarás más.

2. CONOCE Y ENTIENDE LA SOLEDAD

Ningún comandante inteligente de un ejercito enfrentaría a un enemigo sin antes conocerlo lo más profundamente posible. Porque en este momento —eso va a cambiar pronto— la soledad es tu enemiga, deberás así conocerla y entenderla. 

Hoy, paradójicamente, cuando casi todo el planeta está conectado y hay comunicación en tiempo real con cualquiera, la soledad ha tomado más fuerza en la vida de muchos. Además, ¿Cuáles son los motivos del por qué la sociedad rechaza la soledad y, por ende, te da vergüenza admitir que te sientes solo? En este artículo encontrarás los tres motivos principales, por los cuales esa percepción tomó fuerza, y conocerás por qué el Ser Humano es un Ser Social por naturaleza.

Ahora que la parte social es más clara, ha llegado el momento de analizar los distintos tipos de soledad y entender cómo cada tipo te puede afectar, influenciar o —aun— beneficiar. 

Eso significa poner en frente dos modos de vivir: la negativa y la positiva, polos opuestos que representan la antítesis de dos filosofías de vida.

La soledad no deseada (impuesta, crónica o tóxica)

La soledad no deseada representa el aislamiento, la separación, la oscuridad de la desesperación, el sufrimiento, el encierro, la fragmentación social y el desierto del alma, entre muchas.

La soledad elegida

La soledad elegida —y hay varios tipos— representa la hermandad, la cercanía, la tranquilidad, la paz, la calma interior, la creatividad, el cargarse de energía, el reflexionar sobre tu vida o encontrar el propósito de tu existencia, el cómo relacionarse con el mundo, la contemplación, un jardín florecido, el cuidado del Ser, el Amor y la búsqueda de la unificación con Dios. 

En el artículo dedicado a la soledad elegida entenderás mejor. 

Además, si todavía no lo has hecho, te invito nuevamente a leer sobre los tipos de soledad donde se analiza la manera de percibir la soledad o si la soledad que experimentas es temporal o permanente y crónica, o cómo evitar que sea solo un episodio temporal y que no se vuelva crónico. 

La soledad tóxica impuesta y no deseada es un lugar horrible para vivir. ¿Cuáles son sus causas? Porque es una soledad impuesta e indeseada, es la soledad que, más allá de tu control, debes padecer aceptándola como parte de las circunstancias de la vida y que, de alguna manera debes enfrentar, quieras o no. 

Además de ser un lugar oscuro donde vivir, la soledad tóxica tiene muchos efectos que literalmente destruyen tu vida y, además de volverla miserable, la reducen llevándote a la muerte. Estoy hablando aquí de esos efectos físicos y psíquicos que tal vez —desafortunadamente— ya conoces. 

A nivel físico puedes sufrir de presión arterial alta y elevados niveles de colesterol, insomnio o cualquier otro problema relacionado con el sueño, caer en vicios que te enferman y degeneran, problemas de digestión, pereza física y falta de ejercicio, declive cognitivo y falta de memoria y, peor, tener una debilidad del sistema inmunológico que abre la puerta a muchas otras enfermedades. 

Entre los efectos psíquicos hay dificultades para relacionarse con los demás, aislamiento y encierro en uno mismo y muchos más que podrás encontrar aquí.

3. INTERIORIZA LA ESENCIA POSITIVA DE LA SOLEDAD

Aunque sé que todavía no puedes imaginarlo posible, hemos llegado a la parte bonita de la soledad, a la soledad que te alimenta y que se disfruta, la soledad elegida. 

La soledad elegida es la soledad que desde siempre los seres humanos hemos buscado para pensar profundamente, para estar con nosotros mismos, para idear desde una intuición una invención que cambie el mundo, para crear una obra de arte, para hablar con Dios. 

Observando el mundo y cómo los demás afectan tu mundo, aprendes cómo salirte de la soledad oscura, tóxica o crónica, a usar el poder y beneficios de la soledad elegida para poder mejorar tu vida.

Es la soledad que eliges para estar contigo porque te das cuenta que tú eres importante y que te eliges como compañero más cercano para el logro de tu pequeña felicidad, y en la búsqueda de El Camino y de la Felicidad Suprema, Dios. 

Porque la soledad elegida tiene dos fines y enfoques diferentes, he preferido dividirla en dos partes: la soledad creativa y la sutil. La primera se puede obtener aún sin las prácticas espirituales, mientras la segunda llega solamente a través de ellas.

Cada una —la creativa y la sutil— tienen magníficos regalos y dones que te sorprenderán. 

La soledad creativa y sus regalos

Para la mayoría de los seres humanos, la mente es todavía un misterio. Formada por cinco capas —consciente, subconsciente, supramental, subliminal y dorada— la mente contiene increíbles tesoros y es la única que te llevará a la realización de ti mismo. Pero, como bien sabes, la mente puede también llevarte a degeneración, miseria y sufrimientos. 

En las capas externas (consciente y subconsciente) donde la mayoría de los seres humanos viven, hay la bulla del mundo y el ruido de los pensamientos. Es solo gracias a la soledad creativa (y sutil) que puedes calmar esas capas mentales y experimentar por ti mismo los regalos y dones de las capas profundas.

Es solo con este tipo de soledad que, saliéndote de la confusión, aprenderás a concentrarte y a reflexionar profundamente; es siempre aquí donde te volverás creativo y podrás producir y no solo consumir. Encontrarás en ti el coraje de abrir nuevos caminos y descubrir el mundo, también aprenderás a valorar momentos especiales con los demás disfrutando inmensamente de su compañía cosa que, hoy en día, es una habilidad fundamental. Para los más jóvenes un regalo muy importante será aprender a usar propiamente las redes sociales. En el artículo sobre la soledad creativa y sus regalos descubrirás más. 

Pero eso no es todo. En la soledad sutil hay dones aún más valiosos y poderosos. La he llamado sutil porque es la soledad de los buscadores de El Camino y de Dios. Es la soledad donde tu vida se vuelve magia, donde entras en un Flujo que no te imaginas que pueda existir y que te lleva hacia el Infinito. 

Sin embargo, porque sé que estás llegando a este mundo solo, y porque todavía sufres por la soledad tóxica, te pongo aquí solamente algunos de esos dones. En el futuro, si tienes la suerte de quedarte con nosotros, podrás aprender a cómo bucear más interiormente en las capas profundas de la mente y aprovechar de muchos más dones.

Considerando la experiencia de la que vienes, y de cómo la soledad ha sido algo negativo, por ahora debes ir paso a paso y aprender la práctica de la soledad elegida. No tengas afán, ya que nadie te está empujando. Empieza lentamente, pero creciendo de manera continua y sin parar, buscando primero algunas horas de soledad en las que aprendas a aprovechar sus regalos y dones. Con el tiempo, tú mismo sabrás cómo actuar. Aquí encontrarás algunas sugerencias sobre cómo aprender la práctica de la soledad elegida, que podrán beneficiar tu vida.

Para terminar esta parte, te cuento que un día, antes de escribir estas páginas, y pensando en lo que la soledad era para mí, y en todo lo que me había regalado, me la imaginé como una musa y le dediqué estas palabras…

¡Muy bien! Estamos casi al final de este método y es, normalmente, al final que la mayoría de las personas se pierdan los beneficios de lo que han aprendido por la incapacidad de transformarlo en acción.

4. ¡ACTÚA!

Ha llegado el momento de actuar. Solo la acción te saca del mundo encantado de la fantasía, los sueños o las ideas. El mundo está lleno de soñadores o de personas que son una fuente increíble de ideas… Sin embargo, la experiencia nos enseña que el mundo se beneficia solo con las personas que aun soñando y teniendo ideas, también actúan. Lo cierto es que cualquier estudio o conocimiento es inútil si no se actúa y se pone en práctica. 

¿Qué hacer? 

Lo más importante para ti ahora es lograr llenar y vencer la soledad que te atormenta. Sin embargo, si continuas quedándote inerte sin actuar, solo volverás crónico tu sufrimiento. Ha llegado el momento de que la acción ocupe tu mente perezosa. 

Ya sabes lo que debes hacer, así como sabes lo que no debes hacer. ¡Mueve tu cuerpo! La inercia es amiga de la muerte y el movimiento es amante de la vida. ¡Escoge la vida!

Prepara tus ermitas, sea interna o externa y aprende a disfrutar tu tiempo. Has con sinceridad tus prácticas espirituales y fortalece tu mundo interior. Comparte socialmente, sirve y disfruta de una buena compañía espiritual con los demás. 

Escoge la media vía. Ya has entendido que si quieres controlar tu mente loca debes tener tranquilidad. Al mismo tiempo, tampoco debes aislarte del mundo o volverte un ermitaño egoísta que solo piensa en su bienestar. Así que escoge la media vía. Vive en el mundo, involúcrate en él, contribuye a nivel social, ama y produce algo que otros puedan aprovechar. ¿Desde dónde puedes recargarte para dar al mundo que te necesita? Desde la soledad elegida, no siempre, sino el tiempo necesario que tu Ser te lo pida. Para eso debes actuar y saber qué hacer.

Para eso puedes hacer muchas cosas, empezando este proceso con el primer paso que te impulsará hacia el segundo, y así sucesivamente continuar avanzando. Ese es un estado muy placentero porque es aquí donde aprendes a ser tu mejor amigo o amiga. Es cuando disfrutas de tu tiempo y haces cosas que has deseado hacer siempre y que no has podido hacer por atender las necesidades de los demás. Es cuando cambia la manera de hablarte, te vuelves positivo, practicas un hobby, escribes un diario y mucho más.  Te daré varios tips que encontrarás aquí.

Y, después de ese proceso que te ha acercado a ti mismo y que te ha fortalecido, ha llegado el momento de hablar de los demás, que pueden ser creadores de parte de tu felicidad, así como atormentarte la existencia. Por eso se pueden definir como el dulce tormento.

Cualquiera que sea tu progreso o evolución espiritual, generalmente compartes tu vida con los demás, aun sean personas que amas (u odias), tus vecinos o el ventero de la esquina. Los demás llenan el mundo y, dependiendo de cuánto deseas, pueden tener una influencia enorme en tu vida. Así, porque no puedes evitarlos y porque eres un ser social, debes aprender a lidiar con ellos. 

Tal como tú eres un universo único e irrepetible, también entre los demás hay lo más lindo, sutil o generoso, así como hay lo subdesarrollado, malo, egoísta y cruel. Con ellos —de acuerdo con nuestro destino [Samskaras]— creamos relaciones que pueden ser lindas y armoniosas o dolorosas y tóxicas. 

Parte del secreto de la felicidad es aprender a entender a los demás y escoger entre ellos los compañeros con quienes quieres compartir tu vida. Eso puede no ser fácil así que aquí te he puesto varias sugerencias sobre cómo lidiar con ellos, sea si son egoístas, o en una separación sentimental compleja, o cortando las amistades obsoletas o tóxicas de tu vida. 

Ya casi siento tus pensamientos: ‘Más fácil decirlo que hacerlo. Este monje habla sin saber que yo tengo muchos problemas en mis relaciones’. Podría ser. Sin embargo, porque lidero una comunidad espiritual de buscadores, soy perfectamente consciente de los problemas que te agobian. Te cuento que estás en muy buena compañía, ya que muchos sufren y tienen vidas miserables. Pero eso puede y va a cambiar. Y es por eso que, además de empuje e inspiración, te sirve saber qué hacer y cómo hacerlo. En este artículo sobre la libertad e independencia emocional de los demás aprenderás cómo tener independencia emocional y a disfrutar de tu soledad. 

Siempre para salirnos de lo negativo y vivir en lo positivo, y pensando en los sufrimientos que ahora puedes padecer, he decidido compartirte una antigua historia espiritual que te encantará y que, solo ella, si es entendida, podrá transformar tu vida. ¿Cómo estar siempre bien, sea Solo o con los Demás? Responderé a esa pregunta con una antigua historia que he adaptado y transformado un poco sobre las Cuatro Variantes para que cada momento sea perfecto. 

¿Leíste la historia? Si no lo has hecho, cariñosamente te pido hacerlo, y regresar aquí luego, porque esta historia va a prepararte para leer lo siguiente que es la parte espiritual de la soledad. 

Si ya has entendido que el mundo (el finito) nunca podrá darte lo que realmente quieres (el Infinito) ¿Qué harás para encontrar ese Infinito? 

Lo encontrarás a través de El Camino que te llevará allá. Encontrarlo es parte de tu destino [Samskaras], pero veo que puedes estar cerca, muy cerca. De todas maneras, ¿Qué Hacer a Nivel Espiritual? Siempre continuando contigo, debes aprender a cuidarte integralmente, a abrir tu corazón a personas buenas, a perdonar y perdonarte, a regresar y fortalecer tus ermitas interior y exterior, despertar y aprender otros importantes conceptos que encontrarás aquí sobre qué hacer a nivel espiritual, que te indicarán cómo proceder. 

Para terminar, te comparto el secreto más importante que puedo darte. Lo he dejado como se deja un dulce después de un largo almuerzo. Te lo transmito porque, con toda la sinceridad de mi corazón, es la solución permanente a la soledad y al sufrimiento en general. Aunque no creas en Dios, léelo de todas maneras porque eso podría abrir tu corazón a algo que estás desesperadamente buscando. No te lo voy a comentar, solo te invito a leerlo.

PS – Como en toda mi labor, no soy el verdadero autor de estos artículos; soy solo un escribano de mi Maestro que los ha llenado de Su aliento de Amor Infinito y que, si has podido abrirte a Él, ha tocado tu corazón. Él y yo hemos hecho nuestra parte. Ahora está en ti actuar y aplicar lo aprendido. Si lo haces, esto literalmente transformará tu vida para siempre. ¡Es una promesa! 

error: Content is protected !!