Lo Mejor para Ti: Tu Bienestar Integral

Lo Mejor para Ti: Tu Bienestar Integral

¿Tienes problemas de salud? ¿Quieres continuar enfermo —y seguir lo que hace la mayoría que sufre— o quieres aliviarte de una manera natural haciendo lo que funciona desde hace miles de años?

¿Mejor dicho, quieres enfocarte en la enfermedad o en el bienestar integral para tener energía, salud y longevidad? 

Advertencia importante, descargo de responsabilidad

Cualquier consejo, dieta, ayuno u otras enseñanzas sobre la salud que se explican aquí, están dirigidos solo para adultos sanos y de ninguna manera pretenden reemplazar los servicios, o los tratamientos de su médico o especialista de salud, así como tampoco quieren proporcionar una alternativa para ellos. 

Los artículos de este blog no ofrecen un diagnóstico ni tratamiento para ninguna precondición, problema médico o psicológico específico, ni sugieren que el lector deje de usar medicamentos recetados sin antes consultar con un médico. 

Este antiguo conocimiento de curación proviene de la comprensión de cuatro décadas del autor sobre salud o nutrición y puede no estar respaldado por la comunidad científica. El autor no es un médico / nutricionista / dietista, ni se ha dicho que este conocimiento haya sido aprobado por la FDA (Administración de Drogas y Alimentos EE. UU.) u otra agencia similar en otros países para el tratamiento de cualquier enfermedad. 

Todo lo anterior, aunque pueda ser útil para su vida, solo se enseña para fines informativos, por lo cual no se recomienda su uso como consejos médicos. El autor o la Fundación PanaceAM no se hacen responsable del mal uso que el lector haga de esta enseñanza, quedando bajo su propio riesgo. 

¿Qué es el bienestar integral?

¿Qué es el bienestar integral? Es el bien-estar (o estar-bien) integral (pleno o completo) en los tres niveles de tu existencia: físico (cuerpo), psíquico (mente) y espíritu (Alma o Ser). Considerando la inmensa cantidad de información buena y mala que te llega sobre el cuerpo y la mente, y todos los miedos y dudas que viajan en ella, esto te podrá parecer una tarea interminable. Sin embargo, te la voy a poner muy fácil de entender siguiendo la lógica y el sentido común. 

Sin duda alguna…

1. Nadie te podrá convencer de que no tienes un cuerpo.

2. Sabes que tu cuerpo necesita alimento, agua, luz y aire para sobrevivir, y de éter para comunicarse. 

3. Quieres sentirte lleno de energía, tener una excelente salud y probablemente te gustaría llegar a una edad avanzada sin enfermedades.

4. No quieres tener ningún tipo de problema mental o desequilibrio emocional, tal como ansiedad, depresión o complejos de inferioridad y miedo.

5. No quieres en tu vida un vacío que no sabes llenar, insatisfacción o la falta de algo, pero no sabes definir qué es.

Equilibrio cuerpo, mente, Ser

Así que es normal deducir que para un bienestar integral necesitas tener un equilibrio entre cuerpo, mente y Ser. Imagínate a ti mismo como un triángulo equilátero, y nota cómo, cuando uno de los tres lados se desequilibra, desequilibra los otros dos. Así que la vida —y su preservación— no es nada más que un equilibrio entre cuerpo, mente y Ser. La falta de interés en uno, golpea a los otros dos con consecuencias negativas, creando enfermedades, depresión, estaticidad, miedos, vacío espiritual e infelicidad. 

En el caso de que sufras de ella, aprende cómo vencer la ansiedad y mira el video del mismo tema, con un ángulo diferente.

Veamos esto lógicamente. ¿Podrías tú trabajar con dolor de cabeza, una gripa horrible o un malestar general? ¿Y tú podrías vivir la vida en alegría estando deprimido? ¿O podrías tú vivir plenamente solo teniendo un cuerpo sano y una mente fuerte? Claro que sí, pero solo si fueras un egoísta, egocéntrico y, por ende, tendrías una vida vacía. De lo contrario, por falta de espiritualidad, sentirías un vacío existencial que nunca te llevaría a la verdadera felicidad. 

El cuerpo, como plataforma principal para conquistar la mente y llegar al Ser, es de suma importancia. Si no se aprende a cuidarlo y no se actúa con discernimiento, nadie lo hará por uno. Así que, por ahora, presta atención a tu cuerpo, cuidándolo, alimentándolo, dándole el mejor aire, agua, comida, movimiento; haz lo mismo con tu mente, liberándola de sus miedos, complejos, programaciones, dogmas e imperfecciones; y regresa a tu Ser, que es tu verdadero tesoro.

Pero, digamos que no crees en el Ser, así que, por ahora ni lo vamos a considerar, y nos concentraremos en cuerpo y mente.

Esta serie de artículos puede LITERALMENTE salvarte la vida, influenciarla y regalarte más años para disfrutar en este plano terrenal. Además —y aunque todavía puedes no creerlo— si lo entiendes y actúas en él, este conocimiento te ahorrará muchos sufrimientos que ni te imaginas que puedan golpearte en el futuro. 

¿Piensas que estoy exagerando? ¡NO! Estoy seguro de lo que te estoy diciendo y te lo voy a probar. De la manera más sencilla y lógica, te mostraré muchos aspectos del bienestar integral que, aunque llegan de una sabiduría milenaria, tal vez desconoces y que están basados en la ciencia del equilibrio entre cuerpo, mente y Ser. 

¿Por qué te comparto este conocimiento?

Porque estoy cansado de verte sufrir, así como estoy cansado de ver a millones de personas como tú que están envenenando sus cuerpos, que no saben lo que les espera y que van a sufrir por cosas que como humanos hemos ya aprendido y que sabemos cómo resolver. Y así, después de un camino bastante largo y vivido intensamente, he decidido tener una conversación de corazón a corazón contigo dándote una enseñanza práctica que me habría encantado tener hace muchos años. 

¿Cómo era yo a los 18 años de edad? ¡Dormido y además confundido! No estaba ni interesado ni consciente de mi cuerpo sino en su parte externa, no tenía consciencia de que un día me podría enfermar o envejecer, y no tenía idea de lo que era la vida, ni de lo que me esperaba o de cómo iba a vivirla. Así que, te voy a hablar como a un(a) hermanito(a) menor a quien voy a explicarle algunos principios de vida fundamentales para su bienestar y felicidad, y lo voy a hacer usando un tono sencillo para que, además de entenderlo en tu cabeza, me entiendas en tu corazón. Si tu corazón ‘entiende’ de verdad, podrás luego satisfacer tu mente intelectual, investigando mejor lo que ya has entendido.

Mira, no estoy aquí para convencerte sino para hacerte pensar de una manera lógica y racional y, en el proceso, tratar de sacudir algunas de tus creencias.

Lo que aprenderás aquí es espiritualidad aplicada, algo práctico que puede aportar a tu vida diaria, nada más. La parte bonita de esta enseñanza es que NO necesitas creerla ciegamente porque la puedes aprovechar. Considera tu cuerpo como tu laboratorio de experimentos que, ya que lo conoces bien y sabes cómo reacciona, te indicará qué es lo mejor para ti. Tal vez no me creas. ¿Qué tal entonces probarme que por 7000 años los Sabios se han equivocado? ¡ÉSTE ES UN RETO!

He preferido empezar desde la visión común de la soledad (la negativa), hacia su aspecto lindo y poco conocido. Analizándola desde varios puntos de vista, te he dado una visión amplia de lo que es, y además soluciones poderosas y efectivas que vibren contigo y que, si son aplicadas con sinceridad, no te fallarán. 

Porque ya conoces su parte negativa y porque en Internet encontrarás una enorme variedad de artículos sobre la soledad crónica con estadísticas, investigaciones científicas muy serias sobre los efectos negativos de la soledad vista como un castigo debido a la mala suerte, el destino, o aun de Dios, como piensan algunos… no voy a darle mucho énfasis aquí. Quiero que estos artículos se enfoquen en los principios fundamentales de la soledad, los cuales podrían cambiar muy lentamente o simplemente quedarse en el tiempo, y por ende no voy a poner estadísticas porque estas cambian constantemente. Sin embargo, si estás interesado, te invito a buscar tal información para comprobar y fortalecer los conceptos que encontrarás aquí. 

Otra recomendación sobre la lectura de estos artículos. Aunque cada uno de ellos podrá ser leído como una pieza independiente, sería mejor que leyeras este artículo completo primero, para después pasar a aquellos que te interesen más. Mejor aún, porque todos ellos han sido pensados en conjunto, sería mejor que los leyeras en el orden en el que los he puesto, porque nacieron con una lógica que entenderás más adelante. 

La medicina moderna y la salud hoy

Porque la medicina ‘moderna’ —que ha dado pasos de gigante en cuanto al estudio del cuerpo humano se refiere— está más enfocada más en cortar y dar drogas (eliminar o suprimir los síntomas para ofrecer una cura sin ir a la raíz del problema), tal vez, tu realidad de hoy incluya algunos medicamentos, con el uso de sedantes o tranquilizantes como los más comunes. 

En cambio, ¿No te gustaría poseer energía, vitalidad y olvidarte de médicos, hospitales, pastillas y enfermedades? Sí, enfermedades. ¿Has pensado en las últimas horas en tu penúltimo molar superior izquierdo, en tu duodeno, o en cualquier otra parte de tu cuerpo? No creo, porque en este momento no te están molestando y hacen su deber. Pensarás en ellos solo cuando algo no funcione correctamente. Y lo mismo pasa con tu salud. Cuando la tienes no piensas en ella, simplemente la tienes. ¿Sin pensar en ella, no te gustaría vivir una vida plena, saludable y longeva? Es posible y no es difícil… ¡Hoy mismo! Hoy mismo puedes dar tus primeros pasos y tener la maravillosa oportunidad de cambiar tu vida para siempre. ¡Hoy, YA!

Para lograrlo hay que considerar algunos elementos importantes y necesarios: entender algo sobre las Leyes Universales, tener una filosofía y un estilo de vida aptos y enfocados hacia el éxito y, lo que en parte trataremos en este artículo y en artículos relacionados, una alimentación saludable y para el Ser y otros puntos que te ayudarán a equilibrar tu cuerpo y mente.

Socialmente, la salud hoy

¿Cuán diferente eres frente a tus antepasados de hace dos millones de años?

Me dirás que no hay comparación, que eres muy diferente y, de alguna forma, tienes razón. Nuestra civilización es asombrosa y hemos progresado mucho, particularmente en lo material. Eso significa que deberíamos tener un progreso con resultados positivos y contundentes también a nivel de la salud.

Lastimosamente basta con que mires en cualquier clínica, a ti mismo o a tu familia, te darás cuenta de que hay muchos, pero muchos enfermos. ¿Qué no está funcionando como debería?

¿Te has preguntado cómo tener una salud perfecta?

¿Desde dónde empezar y cómo resolver ese problema?

Bienestar Integral Cuerpo PanaceAM

Porque este es un tema vasto, que te toca de cerca, empezaré por ti. 

¿De qué estás hecho? Como he mencionado antes, estás hecho de tu cuerpo, que puede sentir, tocar y ver— y, sin ninguna duda, también de tu mente, ya que piensas y existes. Mejor dicho, es ella quien está leyendo y analizando estas palabras para decidir si debes continuar leyendo o volarte para otra parte. Así que hoy te quiero hablar de la salud de tu cuerpo o, mejor, de tu salud. 

Tu Cuerpo. El cuerpo, que muchos religiosos y/o pseudo-espiritualistas, filósofos o idealistas consideran bajo, sucio y pecaminoso, es también la base de la vida. Mejor dicho, sin cuerpo no hay mente, y sin mente no hay Ser… Así, sin creerte cuentos absurdos e irracionales, considera tu cuerpo como el más importante y maravilloso vehículo para lograr lo que quieres.

Frecuentemente, cuando todavía no se entiende, se adopta un estilo de vida que, con el pasar del tiempo, impacta la salud. Porque copias todo lo que los otros hacen, te alimentas con elementos tóxicos, comes demasiado y de manera desordenada, tienes malos hábitos de sueño y, podrías también caer en adicciones o vicios que destruirían tu vida. Las consecuencias lógicas de todo lo anterior se expresan a través de la poca vitalidad, salud precaria y enfermedades varias, aumento de peso y estrés, en un círculo vicioso del cual es difícil salir. 

Después de cuatro décadas de ensayos, experimentos y errores, utilizando la milenaria y ya probada sabiduría que particularmente mi Maestro me ha enseñado, he diseñado un sistema simple y fácil de seguir para cuidar y desarrollar vitalidad y energía, manejar el estrés y entender cómo lograr una longevidad íntegra y sana. 

Creo firmemente que la longevidad y una excelente salud, no solo son posibles, sino que deben ser un derecho de todos, ¡Tu derecho! 

¿Cuánto conoces tu cuerpo y qué sabes de él? Si eres una persona normal, no mucho. Además, si eres joven, todavía no te interesa ni piensas en él; aun así, con seguridad has visto lo que es una enfermedad y sabes qué es lo que no quieres para ti.

Un domingo en la mañana…

Un domingo en la mañana vi a un vecino, sin camisa y en pantaloneta —que mostraba aún más su muy prominente estómago— que se pasó varias horas cuidando su carro. Primero limpió el motor con gasolina, después sacó todas las partes movibles del interior y las lavó separadamente, y entonces lavó y secó el resto del carro, incluidas las llantas. Lo hizo en silencio, y con el respeto y la concentración que se debe dar a un ritual sagrado. Y con razón. ¡Ese carro le había costado dos años de su vida! A las 11 en punto su esposa le llevó una cerveza fría y una arepa con chorizos. Me pregunté, ¿Por qué ese hombre inteligente, buen papá y esposo, no cuidaba su cuerpo como estaba cuidando su carro? 

Idealmente ¿qué hace alguien para que su carro no tenga fallas, se mantenga en excelentes condiciones, y le dure para toda la vida?

1. Usa los aceites y la mejor gasolina posibles. Sabe que si la gasolina está sucia va a obstruir el carburador y tendrá problemas.

2. No lo fuerza. Por ejemplo, no carga en él una tonelada de cemento porque eso lo debilitaría mucho, así como no lo usa con la máxima velocidad por largos períodos.

3. Le da un uso variado. No solamente lo usa en el tráfico de la ciudad, pues desgastaría mucho el motor, si no también lo usa en carretera libre.

4. Le da un descanso adecuado. No lo usa constantemente porque sabe que eso reduce su lapso de vida.

5. Lo usa regularmente. Sabe que al no hacerlo dañaría la batería y debilitaría el carro.

6. Evita que se sobre caliente. Cuida que tenga agua en el radiador, y cambia regularmente el filtro del aire.

7. Lo protege de la intemperie. Porque demasiada lluvia, sol o nieve dañan el barniz.

8. Lo lleva a chequeo general periódico. Regularmente lo lleva al mecánico para estar seguro de que todo esté bien y bajo control.

9. Tiene un mecánico de cabecera. Es un mecánico de confianza, que conoce el carro y que sabe cómo mantenerlo en un estado óptimo. 

Haciendo una comparación entre el manejo ideal de un carro y de tu cuerpo, y pensando en cómo actúa mi vecino, ¿Tú cómo cuidas tu cuerpo? ¿Qué haces tú para mantenerlo en excelentes condiciones, para así tener una larga, saludable, plena y feliz vejez?

1. Tus alimentos y la alimentación

Tal como es cierto que tu cuerpo existe, es también cierto que crece, se alimenta y adquiere energía en cada célula, gracias a todo lo que tú comes, tomas y respiras. Mejor dicho, tu cuerpo físicamente está hecho de lo que comes, tomas y respiras. Así que, más adelante, será importante determinar si lo que comes es lo mejor que tu cuerpo necesita y que quieras que conformen tus células.

Tal como en tu carro pones los mejores aceites y gasolina, ¿Haces lo mismo con tu cuerpo? No por el solo hecho que es comida significa que es buena para él, así como no solo porque el agua es líquida como la gasolina, la usas para tu carro. Así que no siempre lo que se considera ‘comida’ es lo ideal para vivir y alimentar el cuerpo –creado por los alimentos que se ingieren— ya que ellos también influencian la mente. En el milenario conocimiento del Yoga, el cuerpo físico es tan importante que está considerado como el envoltorio y capa más externa de la mente [Annamaya Kosa]. De allí nació el dicho de que uno es (o está hecho) de lo que come y, de reflejo, que eres lo que piensas.

Así, aunque es cierto que estás hecho de carne, sangre, huesos, piel, etc. Es también cierto que estás compuesto de billones de células individuales que están hechas por átomos. ¿Y eso es todo? No, si vamos siempre más en lo profundo encontraremos… energía, pura energía. En realidad, todo el universo es energía, y todo en él tiene una frecuencia, ya sea burda, mediana o sutil que vibra constantemente. 

Siendo un habitante del universo, y a nivel físico estás hecho de él, tú también eres energía. Esa energía cósmica –que los antiguos sabios llamaron Prana, Ki (de AiKIdo), o Chi (de Tai CHI Chuan)— llena el universo. El Prana hace parte de unas Leyes Universales que gobiernan el universo. 

El hecho de que tú ahora puedas no conocerlas no significa que no te influencien. Por ejemplo, si alguien no conoce la fuerza de gravedad, no significa que esta persona no esté sujeta a ella.
¿Cuán importante es para ti conocer algo sobre las Leyes Universales y cómo te influencian? ¡Es fundamental!

El hecho de que existan esas Leyes Universales que gobiernan el universo, significa dos cosas. La primera es que debe haber una Fuerza que les permita funcionar; la segunda es que el universo mismo debe venir de algo. La ciencia nos dice que todo el universo está formado por cinco factores fundamentales —sólido, líquido, luminoso, aéreo y etéreo— pero, ¿Cómo se formaron o de dónde llegaron esos factores?

Mejor dicho, deben haber sido creados por algo, ya que nadie puede llegar de la nada, sino de algo que existía antes que eso, y que fue el material usado para crearlo. Porque este es un concepto complejo, vamos a mirarlo desde otro punto de vida. 

Hasta ahora hemos hablado del universo, sin embargo ¿No estás tú en ese mismo universo? Así que, de reflejo, todo lo que pasa en él, influencia tu vida. 

¿Te pasa que te sientes tranquilo y en paz contigo mismo, o a veces te sientes entusiasmado y con miles de cosas por hacer, o pasas momentos dominado por la pereza y/o sientes tu mente embotada y confundida? Experiencias normales, ¿verdad? Así, reflexionando sobre ellas, parece que hay tres fuerzas que actúan en ti: una fuerza sutil que te da paz y felicidad, una fuerza mediana que te agita y empuja a actuar, y una fuerza estática que te llena de pereza e inacción. 

¿Podría ser que esas experiencias estén influenciadas por dichas fuerzas que están más allá de tu control? ¿De dónde llegaron esas fuerzas? De algo que estaba anteriormente a ellas. 

Así, por lógica, debe existir una Fuerza Creadora o una Fuerza que tenga la habilidad de crear algo. ¿Has escuchado hablar de esa Fuerza? Muchos la llaman la fuerza de la naturaleza, pero ella es mucho más que eso. 

Ella es una Energía Infinita y primaria que ha creado todas las diversidades y multiplicidades del universo, y así la naturaleza que controla todos los fenómenos naturales están bajo su control. ¿No te gustaría conocerla y conocer los tres principios universales?

Tuve que desviarme y dejar los alimentos, pero era fundamental que entendieras de dónde llegan, por qué influencian tu vida y cuán importantes son, tanto para tu cuerpo, como para la mente y el Ser.

Debo clarificarte que para no mezclar este conocimiento con los movimientos vegetarianos y veganos (que aprecio mucho en algunos de sus aspectos), aquí te voy a hablar de una alimentación para la Consciencia porque, tal como todo el universo, también la comida se puede dividir en sutil, mediana (o mutativa) y burda, y está influenciada por esas tres mismas fuerzas. Aquí encontrarás una conferencia sobre la alimentación saludable y el bienestar integral.

Aquí te quiero compartir tres frases clásicas y milenarias de sabiduría sobre los alimentos. 

Hipócrates, considerado el padre de la medicina dijo: “Tus alimentos serán tus mejores remedios, y tus remedios serán tus alimentos”. 

Otro antiguo proverbio chino, declara, “El que toma medicinas y descuida la dieta desperdicia las habilidades del médico”. 

La milenaria sabiduría del Ayurveda de la India dice, “Cuando la dieta es mala, la medicina no sirve de nada; cuando la dieta es correcta, la medicina no es necesaria”. 

Mejor dicho, la alimentación (incluida el agua) es de fundamental importancia para la salud, porque, desde el factor físico, es lo único que entra en tu cuerpo voluntariamente (y como placer) para mantenerte con vida. Así, parece que el secreto de una buena salud es comer con discernimiento algo que ha sido cuidadosamente seleccionado.

Mirando a la sociedad de hoy, ¿Estamos haciendo un tesoro con esa antigua sabiduría? No mucho, ya que muchos comen cualquier cosa solo porque es comestible, tal como la comida chatarra, dañina y sin valor nutricional.

Para que sepas cómo comer y entender mejor cómo los alimentos influencian tu mente y Ser, aprende más sobre la alimentación para la Consciencia para reflexionar sobre la salud en la sociedad actual y sobre tu cuerpo.

Pero, pensarás tú, todo eso es interesante pero también abstracto. ¿Cuándo hablaremos de comida? Bueno, ha llegado el momento. 

Hay alimentos sutiles, que son buenos tanto para el cuerpo como para la mente; alimentos mutativos, que son buenos para el cuerpo, pero que son neutrales para la mente, o viceversa, y alimentos estáticos (o burdos) que son perjudiciales para el cuerpo y la mente, o uno de los dos. 

Considerando que tu cuerpo es para ti el objeto físico más importante del universo, ¿No te parece fundamental aprender a cuidarlo dándole los mejores alimentos? 

¡Claro que sí! Entérate cómo las tres fuerzas influencian tu comida y cuáles son los alimentos sutiles, mutativos y estáticos.

Pero, vamos ahora a un plan superior y veamos cómo, además del cuerpo, los alimentos influencian la mente. Tal como es la mente la que siente dolor cuando te haces una herida en el cuerpo, si ingieres comida apropiada, con valor nutritivo, fácil de digerir, además de sentirlo en el cuerpo, también sientes su reacción en la mente. Es entonces importante saber cuidar la mente dándole la alimentación correcta, o deberás padecer desequilibrios emocionales y falta de desarrollo a nivel espiritual.

¿Alguien te había hablado antes de cómo la comida afecta tu mente? ¡Aprovecha este conocimiento!

2. Uso inadecuado de tu cuerpo

El uso inadecuado que puedes dar a tu cuerpo tiene muchos aspectos. Por ejemplo, el desperdicio de energía vital. Un vehículo cualquiera, mecánico o electrónico, sin energía deja de funcionar. Tú también necesitas energía que logras obtener de alimentos, agua, luz y aire. Pero esa es la materia prima, que tu cuerpo transformará en linfa, que alimentará todo tu cuerpo. Así que la linfa (que luego se dividirá en linfa misma, líquido seminal, esperma y óvulos) es lo mejor y lo más refinado que todo tu cuerpo produce. Imagínate que es la comida del cerebro. Pero, lo peor, es que hay individuos ignorantes que aconsejan la práctica de la masturbación para relajarse antes de dormir. 

Este es un conocimiento fundamental científico que no se enseña en escuelas o universidades occidentales y que la ciencia moderna todavía no ha entendido. Al contrario, muchos estudios modernos están intentando probar lo contrario. 

¿De qué estoy hablando? Particularmente los hombres deben preservar su líquido seminal y reproductivo porque de ahí toman la energía vital para funcionar y vivir largas vidas.

Para las mujeres, siendo su anatomía diferente y porque pierden los óvulos extra durante la menstruación, la pérdida de energía y la debilidad física es mucho menor. 

Sin embargo, hay otro aspecto importante sea para el hombre o para la mujer. Ambos tienen el instinto de la procreación, que es fundamental para la continuación de la especie. Cuando ese instinto, natural y totalmente aceptable, viene alimentado por comida burda, pornografía o por una constante excitación de los órganos sexuales, se transforma en sexo burdo que vuelve también burda la mente, y la aleja de las prácticas espirituales. 

Aunque una mente burda no necesariamente sufre físicamente, un cuerpo debilitado y sin energía vital, sí sufre. Hombre, ¡Este conocimiento te podrá evitar un viaje apresurado hacia la tumba y proteger tu vida misma! De lo contrario, degenerarás siempre más tu mente, y tu cuerpo, y llegará el momento en el que esos excesos te cobrarán su precio a través de enfermedades, sufrimiento, una vejez dolorosa y la muerte prematura. 

¿Qué hacer? Mira con mucha atención esta conferencia —gratuita pero muy valiosa— que te enseñará algo muy valioso que te ayudará muchísimo.

Ahora, ya que sabes que tú eres mucho más que tus instintos porque tienes intelecto e intuición, sabes que debes tener bajo control el instinto de preservación y de procreación, controlando y canalizando esos instintos cuando no te sirvan, y no dejándote dominar por ellos. Te aclaro. No he dicho suprimirlos o eliminarlos, sino controlarlos y canalizarlos. 

Existe una prenda para ti desconocida que te ayudará a canalizar y controlar mejor el instinto sexual.

Además, también existe un drama importante con relación al peso corporal. De acuerdo a tu estatura y constitución, ¿Tienes kilos extras? ¿o tienes obesidad? Solo piensa en esto. Si, por ejemplo, tu peso ideal debería ser 70 Kg. pero tienes 90 kg, es como si todo el tiempo estuvieras cargando una maleta de 20 kg. Pero hay esperanza. Siguiendo los consejos de estos artículos podrás equilibrar tu peso. 

¿Haces demasiado esfuerzo físico? Tu cuerpo es uno solo y no puedes darle demasiado esfuerzo porque podrías quemar el motor. Considera que esta vez no podrás solo ir a un taller para que un mecánico te lo arregle. Esta vez deberás sufrir y sacrificarte personalmente. 

¿Obsesionado por el trabajo, trabajas demasiado o estás bajo presión? Generalmente, demasiado trabajo causa estrés. El estrés, hoy en día es uno de los grandes matones, hace sufrir a muchos. Más que hablarte del estrés desde el punto de vista médico, te quiero mostrar las causas y raíces del estrés para poderlas eliminar de tu vida y así transformarla. 

3. Falta de uso

¿Mueves tu cuerpo un mínimo de tiempo durante la semana, o tu vida es sedentaria? ¿Haces ejercicio diariamente o algunas veces a la semana? ¿Equilibras cuerpo y mente a través de los ejercicios psico-físicos del Hatha Yoga? 

El Hatha Yoga, usando las posturas de yoga y otras prácticas, se quiere únicamente tener un desarrollo psico-físico completo. Un Hatha Yogui puede llegar casi a detener las pulsaciones del corazón, entrar en un estado de hibernación similar a un oso en letargo y, a través de intensos ejercicios, liberar ciertas energías mentales que desarrollan poderes y fenómenos psíquicos para así llegar a vivir con una excelente salud hasta una edad muy avanzada. 

Casi todo lo anterior se logra a través de las Asanas. Literalmente Asana (o más correctamente Asana) significa ‘postura cómoda, o aquella posición mantenida de una manera confortable’. 

Las Asanas nacieron de la profunda observación e introversión de Yoguis y sabios que hace miles de años se aislaron en selvas y cuevas para encontrarse a sí mismos y realizarse en el Ser Supremo. 

Viviendo en esos lugares salvajes, tuvieron la oportunidad de observar cómo los animales, solo dotados del instinto de la naturaleza, podían conservar su salud, energía, agilidad y fuerza. Observaron cómo se movían, descansaban, dormían, se curaban tomando agua, ayunando o haciendo particulares posiciones, o cómo se relajaban o qué tipo de características tenían que les daban esas poderosas cualidades. Imitándolos, empezaron a sentir y a experimentar ciertos beneficios relacionados con esos movimientos en sus órganos y glándulas. 

Con el pasar de los milenios esos movimientos se organizaron y perfeccionaron en la ciencia sistemática de miles de ejercicios llamados Asanas, muchos de los cuales mantienen, según la similitud a los movimientos o cuerpos de varios animales o sus características, mantienen el nombre de los animales que las inspiraron: liebre, pez, cobra, león, gallo, sapo, tortuga, pavo real, etc. O según los beneficios que tienen en el cuerpo.

Las Asanas son de dos tipos y ya no son solo para el desarrollo psico-físico, sino que también son la herramienta ideal para crecer y alcanzar el plano psico-espiritual. Están aquellas que tienen un efecto específico sobre el cuerpo y el bienestar físico, y no dan mucho énfasis a la elevación espiritual, y aquellas que ayudan más a la concentración y la meditación, y que también, secundariamente, tienen un efecto positivo sobre la salud.

Esas posturas se practican también diariamente en el Tantra Yoga, pero con el objetivo de mantener sano el cuerpo y prepararlo para recibir la energía que se creará con la meditación y otras prácticas espirituales. Mejor dicho, a través de la mente, controlar el cuerpo, el cual será la plataforma ideal para una mente expandida y equilibrada y así un día poder lograr la auto-realización espiritual, la Felicidad Suprema.

4. Variedad de uso

¿Dedicas un tiempo a estar en la naturaleza? Camina en ella, si es posible, descalzo. Gran amiga de los seres humanos, la naturaleza alimenta y cuida tu alma.

¿Utilizas bien tus roles?

¿Sales de tu zona de confort?

¿Aceptas el cambio como un reto o como un obstáculo que no quieres en tu vida?

5. Descanso

¿Duermes lo suficiente para recargarte de energía? ¿Abusas de tu cuerpo sin darle descanso? O, de lo contrario ¿Duermes demasiado? Dormir lo suficiente y bien es fundamental para la salud. Sin embargo, dormir demasiado es negativo. Particularmente para aquellos que trabajan mucho mentalmente y poco de manera física, dormir bien puede ser un reto. Así que deberás educarte para un buen sueño cuidando la preparación, lo que comes antes de dormir, saber si esa comida puede causarte calor que te molestará, seguir los ciclos naturales del sueño, las horas de sueño que necesitas, y, muy importante, saber cómo calmar la mente y aún escuchar música especial de Bach en el caso de que padezcas de insomnio. Además, ¿Qué tal aprender a cómo dormir bien y levantarte con energía? 

Si hablamos de descanso, es necesario incluir el descanso interno de los órganos del aparato digestivo el cual, desde que naciste, nunca ha dejado de funcionar. Eso nos lleva al ayuno que, aunque pocos lo saben, es un secreto de longevidad. El ayuno que aprenderás aquí no es un ayuno religioso o que se hace para recordar alguna fecha dolorosa. Este tipo de ayuno es científico y también es utilizado desde hace milenios por un motivo muy interesante. ¿Has escuchado del fenómeno de las mareas cuando, en algunos días del mes, el mar sube de nivel porque es atraído por la luna? ¿O que el ciclo femenino es de 28 días tal como el ciclo lunar? ¿Coincidencia? Además, tú, ¿De qué estás hecho? De líquidos cerca del 70%. Así que tú también, así lo quiera o no, estás influenciado por esa misma luna. Además, en esos días de atracción, hay más accidentes de tránsito, más violencia intra e interfamiliar y más atracción sexual. ¿Qué hacer? Ayunar. Pero, ¿Cómo hacerlo de manera tal que puedan eliminarse esos efectos no deseados? Además, ¿Cómo romperlo para no sentir efectos negativos y que al mismo tiempo purifique tu cuerpo? Aquí encontrarás un enlace donde podrás descargar un pdf con todos esos consejos.

Además, aquí podrás ver una conferencia sobre el ayuno:

6. Calor

Este punto es especial y no lo encontrarás en libros ordinarios de bienestar. Es parte de un conocimiento transcendental que la medicina moderna todavía no entiende porque no trabaja a nivel sutil y espiritual, y así no conecta cuerpo-mente-Ser como un todo. 

Solo en las últimas décadas algunos científicos más abiertos están mirando la milenaria sabiduría del oriente y ya hablan de la meditación (que aconsejan a sus pacientes) de cakras [centros de control de las emociones] de Asanas [ejercicios psico-físicos del yoga que hemos visto antes] y de muchas otras enseñanzas de espiritualidad práctica que (en una parte mínima) estás aprendiendo aquí. 

Porque sé que quieres lo mejor para ti, y porque espero que ya hayas entendido que eres un conjunto de cuerpo-mente-Ser, que quiere tener la mente más tranquila y un cuerpo sano, fuerte y sutil. Además, quieres paz por lo que no quieres dejarte influenciar negativamente por el mundo. 

Siendo yo un monje quizás esperarías que te hablara solo de cosas espirituales —y aunque lo que te voy a contar no lo parece— es también mi deber explicarte cómo controlar las tendencias burdas de la mente, que se expresan a través del cuerpo. 

Tu cuerpo tiene varias glándulas que son como pequeñas fábricas que te permiten alimentar tu cuerpo. Cuando, debido al calor o a la fricción, esas glándulas se sobre-calientan, se desequilibran e influencian el cuerpo, pero también la mente, que se perturba y distrae de actividades mentales superiores y/o espirituales. Por el contrario, cuando esas glándulas se mantienen frescas y libres del calor excesivo, hay un equilibrio en ellas que, funcionando de una manera óptima, te brindan un control sobre tus emociones. Y, porque ya sabemos que cuando hay un incendio se usa agua para apagarlo, de la misma manera, usaremos el agua para enfriar las glándulas. Eso, de reflejo, enfriará la mente que, paralelamente, se equilibrará. 

Ahora tienes la oportunidad de entender cómo mantener y preservar la mente más tranquila y transformar tu cuerpo volviéndolo sano, fuerte y sutil.

Así mismo, en los siguientes párrafos encontrarás el método para protegerte de las influencias estáticas del mundo, que también afectan tu mente y que se expresan con la estimulación excesiva de las propensiones [tendencias o emociones] burdas en la parte baja de tu cuerpo y que son controladas por los centros inferiores de energía [Cakras]. 

En dicha parte baja están los genitales y los órganos de excreción que, usándose, generan mucho calor lo que, de reflejo, afecta la mente. 

Así, si siempre quieres lo mejor para ti, querrás aprender a disminuir la lujuria que a veces te controla, además te ayudará a liberarte de bacterias dañinas que podrían crearte enfermedades. El sistema es simple.  

Usar el agua después de orinar trae muchos beneficios físicos y mentales.

Pero ese es solo el inicio. Siempre regresando a los genitales —y este punto es solo para hombres¿Quieres ser más agradable a tu pareja y además tener un mejor control sexual? En tu pene está el prepucio que, además de que debes mantenerlo limpio, puedes usarlo para tener un mayor control sexual o pérdida de tu energía vital. ¿No te parece interesante?

Al mismo tiempo, teniendo en cuenta que estamos hablando de calor y desequilibrio glandular también debo hablarte, de cómo sudar menos y evitar el mal olor. Pero eso no es todo y muchos hablan de esto; aquí te quiero enseñar también a equilibrar el calor corporal, el sistema glandular, y cómo protegerte de lujuria y degeneración mental. Aunque hoy sé que esto va en contra de las creencias actuales, te quiero hablar de los vellos. Saliéndonos de las modas pasajeras, ¿Te has preguntado por qué existen los vellos? Si son parte de la naturaleza del cuerpo, deben tener algún fin. ¿Qué tal descubrir que afeitándolos te arriesgas a tener cáncer y problemas de tiroides? Muy calurosamente te invito a ver este video de pocos minutos:

Además, en él aprenderás cómo puedes tener más fuerza mental y capacidad de resistencia a los obstáculos. Esto no es una broma. ¡Desequilibrar tus glándulas linfáticas puede poner fin a tu existencia! ¡No juegues con eso! Además del video, te sugiero aprender cómo sudar menos y evitar el mal olor. 

Pero, las glándulas no están solo en la parte baja de tu cuerpo sino en todo tu cuerpo y la mente está siempre activa cuando vives, estudias, trabajas y actúas, ¿Qué hacer y cómo calmarla? 

Lo haces a través de lo que llamaremos ‘el medio baño’ el cual es un sistema sencillo para enfriar velozmente el sistema glandular, que de reflejo te dará muchos beneficios.

Relacionado al punto anterior, está el baño. Sé que te bañas, pero tal vez nadie te ha enseñado el mejor método para hacerlo. ¿Qué tal aprender a mojar primero una parte que automáticamente te enfriará todo el cuerpo y que te permitirá no enfriarte aun cuando te bañes con agua fría? ¿o a no enfermarte de hidrocele, si eres un hombre, o no dar presión innecesaria a los genitales si eres una mujer? ¿O que es mejor no bañarte desde las 11.15 PM, hasta las 00.45 AM? Y para continuar, pienso que tampoco te han enseñado qué hacer después del baño para adquirir naturalmente vitamina D, o qué aceite natural usar para mantener frescos y desodorizar los vellos axilares y de la ingle, reducir las posibilidades de infección en la piel y evitar que el sudor se adhiera a los vellos. ¿Interesado? 

Cuando sabes cómo hacerlo, el baño mantiene tu mente despierta, serena y en un flujo sutil.

Además, ¿Es mejor usar agua caliente o fría? Sé que la respuesta común será escoger el agua caliente y así piensas que es mejor poder saltar este punto, pero, siempre si quieres lo mejor para ti, estando en tus zapatos yo lo leería. Aquí te enseño un método para aprender cómo bañarte con agua fría (sin enfriarte) y además te hablo de los muchos beneficios que tendrás, tal como el control del calor del cuerpo, la estimulación del sistema circulatorio y cardiovascular, la activación del sistema inmunológico, la limpieza del sistema linfático, el alivio del sistema muscular, la creación de energía extra a través de la ingesta de oxígeno y la frecuencia cardíaca, el control de peso, el desarrollo de la fuerza de voluntad, el manejo del estrés y de la adquisición de resiliencia emocional, entre otros… 

7. Protección

¿Cómo proteges tu cuerpo? ¿Cuidas solo la pintura externa o cuidas también los órganos internos? Veamos…

¿Te pasa que te sientes cansado y sin energía? ¿Te enfermas con regularidad y/o padeces de alguna enfermedad? ¿Te sientes infeliz por algunos ‘golpes’ de la vida? ¿Te gustaría tener un cuerpo sano y con mucha vitalidad? ¡Aprende cómo eliminar las toxinas! 

 

¿Haces uno o dos detox anuales para limpiar tu cuerpo de muchos de los desechos que has acumulado? 

¿Qué es un detox?

Todo o la mayoría del tiempo estás expuesto a alimentos, toxinas, emociones, energías y ambientes dañinos o negativos que van contaminándote y que, acumulándose en tu organismo, te hace perder la salud.

¿Qué tal si esta vez, además de cuidar tu aspecto físico y tu manera de vestir (nunca te pediría no hacerlo), cuidas también tus órganos internos, regalándoles un descanso y una detoxificación que se merecen, necesitan y piden? ¿Qué tal si también trabajas en una renovación de tu salud mental y espiritual?

Puedes limpiarte o detoxificarte periódicamente no solo en el cuerpo, sino en la mente, a través de ejercicios de yoga, meditación/introspección y una dieta vegetal —aprovechando las propiedades revitalizantes, purificantes y regenerativas de frutas, verduras, hierbas y germinados— para eliminar las toxinas acumuladas. Así, mientras se depura el organismo, se recupera el correcto funcionamiento de los órganos, se mejora la absorción de los nutrientes, se fortalece el sistema inmunológico, se recobra la alcalinidad del cuerpo, se restablece la energía vital, se logra una mayor claridad mental, y se restaura el equilibrio de cuerpo, mente y espíritu, promoviendo así la armonía contigo mismo y con tu entorno.

8. Chequeo general

¿Regularmente, tal vez una o dos veces al año, llevas tu cuerpo al médico para estar seguro de que todo esté bien y bajo control? Un chequeo médico, haciéndote exámenes, puede ser importante y a veces vital. Sin embargo, sé que hay médicos que por cualquier pequeño desequilibrio llenan al paciente de miedo y le prescriben medicamentos no siempre necesarios. Mi consejo personal es que busques un médico de confianza y con mente abierta a otro conocimiento milenario tal como el ayurveda, la medicina tradicional china, la homeopatía, la esencia floral del Dr. Bach, la reflexología, la naturopatía y otras más.  

[Aquí, para serte sincero, debo confesarte que yo no hago eso, pero lo pongo aquí porque podría ser importante para ti. Aunque un médico puede ser de gran ayuda en algunos casos, creo firmemente que yo soy el principal responsable de mi salud, actuando diariamente y siguiendo los puntos que estás encontrando en este escrito. Cuando lo considero necesario, uso esa sabiduría que te acabo de mencionar]. 

9. Médico/Mecánico

Tal vez piensas que, así como el mecánico que cuida tu carro, el médico será quien cuidará tu cuerpo… En este caso te equivocas porque hay una enorme diferencia entre un carro (y su conductor) y el cuerpo (con tu mente al mando). Puedes tranquilamente dejar de usar tu carro por años, pero la mente no puede disociarse del cuerpo sino en momentos específicos tal como en una anestesia, en el sueño profundo (y solo la capa consciente) y en la meditación concentrada. Cuerpo y mente están tan estrictamente relacionados que cuando uno de los dos tiene problemas los puede pasar al otro. Además, la mente, controlando los órganos motores y sensoriales, puede empujar a degenerar y aun enfermar el cuerpo. Las enfermedades psicosomáticas son el ejemplo más aparente. 

No, en este caso el mejor aliado para mantener tu cuerpo en un estado óptimo eres . Nadie puede estar interesado (ni conoce) tu cuerpo tal como tú. Si tú no lo cuidas, ¿Quién lo cuidará? ¿Tu mamá, pareja o hijos? Sabes que no; solo tú podrás hacerlo. 

Hasta los 39 años…

Además, tal como un carro, tu cuerpo, formado de la parte externa y de la interna, está sujeto a fallar y cuando empieza a hacerlo, te está solo informando que debes cuidarlo más. Eso generalmente acontece después de los 39 años, cuando el cuerpo deja de crecer y empieza el proceso opuesto, de decadencia. En la sabiduría popular se dice que ‘todos los males llegan después de los cuarenta’. En realidad, lo que pasa es que, hasta los 39 años, porque el cuerpo está en crecimiento y porque tiene mucha energía vital, aguanta muchos golpes (trasnoches, malos hábitos, vicios, desperdicio de mucha energía vital a través del sexo, y otros), pero esto lo cobrará luego, en el proceso de decadencia. 

Porque es su deber sobrevivir, con el pasar de los años te informa siempre más que estás envejeciendo y te sacude con cualquier enfermedad en la espera de que ‘algo’ pase para que tú puedas empezar a cuidarte de verdad y mantenerte sano y fuerte. 

Dependiendo de tu edad, y peor si ya has llegado a la mediana edad, si no maduras y aprendes a ver tu cuerpo como una máquina que debe funcionar a la perfección, te enfermarás. No pierdas tiempo ni te permitas errores, porque uno de ellos (o la suma de muchos) podría ser fatal.

Si no es ahora, ¿Cuándo?

Antes de hablarte de lo que es una enfermedad, quiero clarificar que cada uno nace ya con un destino [Samskaras en sánscrito, o sea, las reacciones de antiguas acciones en forma potencial] y que se puede ya nacer con una enfermedad, con genes débiles, o con cualquier problema que lo atormentará toda la vida. Así que, cuando te hablo de enfermedades, quiero hablarte de lo que está bajo tu control. Sin embargo –y esto a nivel general— cualquier cosa que te pueda pasar, aun algo que no está bajo tu control (por ejemplo, un terremoto), serás siempre responsable de cómo reaccionarás a ese acontecimiento.

Así, ¿Qué es una enfermedad?

Generalmente una enfermedad es un desequilibrio, una desarmonía en tu cuerpo. En muchos casos, ¿Quién es el responsable? Otra vez, ¡Tú! 

Si has ya tenido alguna enfermedad, ¿Piensas que esto acontece en un día? En la mayoría de los casos, —debido a la mala alimentación y hábitos— estás creando microscópicos problemas aún muy pequeños e insignificantes a tu cuerpo, que, acumulándose poco a poco, un día te llevarán a una enfermedad. Si embargo, y al mismo tiempo, tienes innumerables oportunidades de cuidarte… pero, tu pereza o consciencia todavía dormida, te lo impiden… y cuando alguna enfermedad te golpea entonces te sorprendes y no puedes entender cómo —tal vez Dios— te está castigando con un destino cruel.

¡Despierta!

Para recapitular

Escritos para cualquier persona con un simple sentido común, en estos artículos encontrarás bastantes argumentos para hacerte imposible no continuar viéndolos… y continuar justificando tu falta de decisión para cambiar. Es sobre todo para convencer intelectualmente a tu mente que te estoy dando —con detalles y explicaciones lógicas— las herramientas que aportarán mucho a tu futura existencia y felicidad.

Para serte sincero, no vivo en la ilusión de que cambiarás solo leyendo estas palabras, solo porque son lógicas, correctas y comprobadas por milenios. Para un cambio verdadero y duradero se necesita más que eso.

Cambiarás solo cuando eleves tu consciencia y/o cuando la compasión toque tu corazón.

Estas palabras serán solo una herramienta y parte de ese proceso interno de evolución como un ser humano que tiene el anhelo de encontrar algo que todavía no sabe qué es… y que –si es tu destino— encontrarás en PanaceAM… 

Advertencia importante, descargo de responsabilidad:

Cualquier consejo, dieta, ayuno u otras enseñanzas sobre la salud que se explican aquí, están dirigidos solo para adultos sanos y de ninguna manera pretenden reemplazar los servicios, o los tratamientos de su médico o especialista de salud, así como tampoco quieren proporcionar una alternativa para ellos. 

Los artículos de este blog no ofrecen un diagnóstico ni tratamiento para ninguna precondición, problema médico o psicológico específico, ni sugieren que el lector deje de usar medicamentos recetados sin antes consultar con un médico. 

Este antiguo conocimiento de curación proviene de la comprensión de cuatro décadas del autor sobre salud o nutrición y puede no estar respaldado por la comunidad científica. El autor no es un médico / nutricionista / dietista, ni se ha dicho que este conocimiento haya sido aprobado por la FDA (Administración de Drogas y Alimentos EE. UU.) u otra agencia similar en otros países para el tratamiento de cualquier enfermedad. 

Todo lo anterior, aunque pueda ser útil para su vida, solo se enseña para fines informativos, por lo cual no se recomienda su uso como consejos médicos. El autor o la Fundación PanaceAM no se hacen responsable del mal uso que el lector haga de esta enseñanza, quedando bajo su propio riesgo. 

error: Content is protected !!